La diputada Graciela Ocaña consideró que hay que «terminar con la matriz de subsidio y de negociados entre funcionarios y sindicalistas». La macrista Cornelia Schmidt-Liermann llamó la atención sobre el peligro que corren los usuarios.

A partir del descarrilamiento del vagón de una formación de la línea Mitre, la diputada nacional del Pro Cornelia Schmidt-Liermann declaró que “el fracaso de la política de transporte está poniendo en peligro a los usuarios».

Para la legisladora, el hecho «es un ejemplo más de la falta de mantenimiento de las unidades». Agregó que “la presidenta debe tomar cartas en el asunto y poner este tema entre las prioridades de la agenda pública”.

«Hay que sentarse entre todos a corregir lo que esta mal, no sirve pelearse cuando la vida de la gente esta en juego», concluyó Schmidt-Liermann, quien exigió al oficialismo que convoque a la Comisión de Transporte para discutir modificaciones al sistema actual.

Por su parte, la diputada nacional Graciela Ocaña (Udeso) recordó: «Pasaron cinco meses desde la tragedia ferroviaria de Once, crearon un nuevo ministerio, suspendieron servicios y aumentaron el boleto sin Sube y, sin embargo, nada ha cambiado».

«Quienes utilizamos a diario el transporte público, y debemos padecer hoy las mismas condiciones deplorables que existían antes de ese terrible accidente que se llevó la vida de 51 personas, nos preguntamos en dónde está el Gobierno», cuestionó.

La diputada insistió en una carta que envió hace dos meses a la presidenta junto a su par Daniel Amoroso, «reclamándole (a Cristina Fernández) por las enormes falencias del sistema ferroviario y básicamente de todo el sistema de transporte nacional». «Necesitamos una verdadera política de Estado en materia de transporte, esto significa terminar con la matriz de subsidio y de negociados entre funcionarios y sindicalistas», alertó.

 

Link a nota

http://www.parlamentario.com/noticia-47189.html