La relación entre Estados Unidos y la Argentina se estrechó con el lanzamiento este martes de un grupo parlamentario en el Congreso estadounidense para reforzar el vínculo bilateral, una iniciativa que legisladores locales y argentinos definieron como “histórica”.

El grupo, llamado ”Congressional Argentina Caucus”, fue creado por Michael T. McCaul, representante republicano de Texas, y Eliot Engel, demócrata de Nueva York, con el objetivo de desarrollar una plataforma para reforzar la relación bilateral, facilitar el contacto entre legisladores y promover el liderazgo regional de nuestro país entre los parlamentarios estadounidenses.

México, Colombia, Brasil y Perú ya tienen su Caucus y que Argentina obtenga un estatus similar -es la primera vez que se forma para nuestro país un grupo de estas características- es visto como un gesto y muestra de interés del Capitolio.

La ceremonia de lanzamiento, que terminó en un cóctel, fue en un edificio del Congreso en Washington y fue encabezada por los representantes McCaul y Engel, pero además estuvieron presentes legisladores argentinos como Cornelia Schmidt Liermann, Karina Banfi y Marco Lavagna, quienes viajaron especialmente para el acto. También asistieron autoridades de la embajada en Washington, liderada hoy por el encargado de negocios Sergio Pérez Gunella.

Del grupo participan otros representantes estadounidenses como Alcee Hastings, Jeff Duncan, Albio Sires, Steve Womack y Paul Cook, varios de ellos presentes en el lanzamiento. “Argentina Project”, una iniciativa del centro de análisis Wilson Center encabezado por la ex congresista Jane Harman, contribuyó al impulsó de la plataforma.

“Argentina se ha convertido en líder de América latina”, dijo el representante McCaul y señaló que el Caucus buscará, entre varios objetivos, “educar a los legisladores estadounidenses sobre la importancia de tener una buena relación” con nuestro país. Esto no es algo solo declarativo, sino que puede traducirse en dinero: en la reunión comentaban que los parlamentarios locales pueden presionar al Departamento de Estado o la Casa Blanca para que impulse más programas o inversiones en nuestro país.

A su turno, el representante demócrata Engel resaltó la naturaleza bipartidista del Caucus y que se enfocará, entre varios temas, en ciberseguridad, combate del crimen internacional, creación de trabajo en ambos países y lavado de dinero, así como también en la crisis en Venezuela.

La diputada Cornelia Schmidt (Cambiemos), que habló en representación de sus colegas, dijo que estaban “haciendo historia” porque era la primera vez que se formaba un grupo de amistad parlamentario con EE.UU. “No es un Caucus con un gobierno, sino con un país”, dijo luego a Clarín en referencia a la pluralidad partidaria. Y agregó que la iniciativa apuntaba a alentar la inversión en infraestructura y energía, la educación con nuevas tecnologías, la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas, entre otros temas. Agregó que también se hablará del freno a las exportaciones de biodiésel argentino, aunque es un tema que marcha por los carriles de Comercio.

La diputada aprovechó además para agradecer la ayuda que Estados Unidos ofreció para la búsqueda del submarino desaparecido en el sur de nuestro país y repartió a sus colegas estadounidenses unas botellas de vino y ejemplares de la Constitución argentina en español y en inglés.

En una carta enviada a sus colegas del Capitolio para invitarlos a sumarse a la iniciativa, los parlamentarios afirmaron que Estados Unidos y la Argentina “son socios naturales”, por educación de su población, economías diversas y vastos recursos naturales y que una mejor relación sería una clara victoria para ambos países. “Estados Unidos debe trabajar en colaboración con el gobierno argentino para aprovechar las oportunidades actuales y afrontar los desafíos que se avecinan”, afirmaron.

http://clar.in/2FlNpkD