Aprovechó un error del FPV, que no designó un suplente, y con el apoyo de varias bancadas impuso a Pablo Tonelli; el oficialismo tendrá 8 votos, contra 5 kirchneristas

El Gobierno y el kirchnerismo quedarán envueltos desde hoy en otra trifulca institucional. El bloque de diputados de Cambiemos consiguió 110 votos para designar a uno de los suyos, Pablo Tonelli (Pro), como representante por la primera minoría en el Consejo de la Magistratura. Tonelli cubriría la vacante que dejó Anabel Fernández Sagasti. El Frente para la Victoria (FPV), que pretende conservar esa posición, había postulado, con 95 votos, al santafecino Marcos Cleri, de La Cámpora. La jugada deja a ese Frente en el Consejo con cinco miembros. El oficialismo, aliado a los consejeros no kirchneristas, pasará a tener ocho. La controversia está garantizada. Para Cristina Kirchner y sus seguidores el control de la Magistratura es más vital que el de la Afsca o el Banco Central. La discusión podría ser zanjada por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti. Está previsto que mañana se le tome a Tonelli el juramento de rigor.

Los diputados de Cambiemos, encabezados por el presidente del bloque Pro, Nicolás Massot, advirtieron una hendija en la ley que organiza el Consejo. Allí se establece que la Cámara de Diputados tendrá tres representantes, dos de los cuales serán designados por la mayoría. O, de no haberla, por la primera minoría. No dice, entonces, por el “bloque mayoritario” o por el “bloque que constituya la primera minoría”. Por lo tanto, si un grupo de legisladores de distintas extracciones consigue ubicarse en esa posición, tiene derecho a disponer de la vacante.

Con el respaldo de 110 legisladores, el miércoles pasado, presentaron ante el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, la candidatura de Tonelli. Para no cometer el error de sus rivales, agregaron a Cornelia Schmidt-Liermann como suplente.

Tonelli logró el apoyo necesario para superar al FPV. Otros candidatos, como Daniel Lipovetzky o Anabella Hers Cabral, no lo consiguieron. Carrió y Stolbizer pusieron reparos porque ambos son cercanos a Daniel Angelici, presidente de Boca y empresario del juego que aspira a ejercer el monopolio de la gestión extraoficial del Poder Ejecutivo en Tribunales.

Con Tonelli, dos de los delegados de la Cámara baja en el Consejo pertenecerán a Cambiemos. El otro es el radical Gustavo Valdés. El FPV, la segunda minoría, está representado por Recalde. El oficialismo cuenta también con el senador Ángel Rozas y el representante del Poder Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques, ligado a Angelici. Mahiques fue secretario de la consejera representante de los abogados Adriana Donato, también promovida por Angelici, en alianza con Jorge Rizzo, presidente del Colegio Público de Abogados porteño. Angelici capturó también, a través de Sebastián De Stéfano, la Secretaría de Legales de la ex SIDE, para mantener abierto el viejo túnel entre Justicia y servicios de inteligencia. ¿Cambiemos?

El Gobierno cuenta en el Consejo con aliados como los jueces Leónidas Moldes y Luis Cabral, además del presidente, Miguel Piedecasas, que representa a los abogados, como Donato.

El kirchnerismo tiene cuatro consejeros, además de Recalde: la senadora santacruceña Virginia García, cuñada de Máximo Kirchner; el senador Ruperto Godoy; el profesor Jorge Candis, y la jueza Gabriela Vázquez.

 

http://bit.ly/1TmtZMC